Crema Pastelera con Vainilla

  • Crema Pastelera
    Tradicional

  • Crema Pastelera
    con Chocolate

  • Crema Pastelera
    con Natillas

  • Crema Pastelera
    con Flanin

  • Crema Pastelera
    con Huevo


  • "Crema Pastelera con Vainilla"

    Receta de Crema Pastelera con Vainilla





    Te enseñamos como preparar una estupenda receta de crema pastelera con vainilla, una receta sencilla de preparar y que seguro que te resultará muy útil para tus elaboraciones posteriores.

    Ingredientes:

    - 125 gramos de azúcar
    - 50 gramos de maicena
    - 500 ml de leche entera
    - 4 huevos grandes
    - Una cucharadita de esencia de vainilla


    Preparación:

    La crema pastelera se suele usar para rellenar o cubrir muchos tipos de dulces y tartas, y se pueden preparar diferentes variantes de la receta tradicional. En este caso traemos detallada paso a paso una receta con la que hacer una crema pastelera con vainilla, una crema sabrosa que va a dar un toque estupendo a nuestros dulces. Emplearemos esencia de vainilla, aunque si lo preferís podéis emplear una o dos vainas de vainilla en su lugar. Vamos con la receta a continuación.

    Lo primero será romper los huevos sobre un bol de buen tamaño y los vamos a batir bien. Después agregamos el azúcar y de nuevo batimos hasta que se mezclen bien ambos ingredientes y formen una mezcla cremosa. Lo mejor para esto es emplear unas varillas, ya sean a mano o colocadas en la batidora. Una vez estén bien mezclados, añadimos la leche, la maicena y la esencia de vainilla, y acabamos de batir todos estos ingredientes hasta que la mezcla sea homogénea.

    Una vez tengamos esta mezcla bien batida, la echamos en una olla o cacerola que sea de un tamaño adecuado y encendemos el fuego a potencia media. Dejaremos calentando y removiendo de vez en cuando, hasta que se nos forme una crema con la textura adecuada, pero sin dejar que hierva, así que hay que remover con paciencia para conseguirlo, y controlar el fuego para no ponerlo demasiado fuerte.



    Cuando acabemos de formar la crema y quede bien espesa, la apartamos del fuego, la vertemos en un recipiente diferente y dejamos templar a temperatura ambiente, y cuando la tengamos así ya podremos emplearla en nuestras preparaciones reposteras, o bien guardarla en la nevera hasta que la vayamos a emplear, así se enfriará del todo y quedará bien cuajada. Haz la cantidad que vayas a necesitar ajustando los ingredientes.